Grupo NEUROREDES: Avenida 11 de Septiembre Nº 1881, Oficina 923. Providencia. Teléfono: 3769496.    
Un virus en el cerebro:

Imagen del virus de la polio, erradicada en USA en 1979. (Image courtesy of David Belnap of Brigham Young University and James Hogle of Harvard Medical School)
Una enfermedad que requiere el trabajo integrado del neurólogo y el psiquiatra es la encefalitis viral. Por esta razón nos extenderemos en este tema basados en el trabajo de J. Ramírez, J.L. Soto, M. López, M. Mendoza, R. Colin, C.Campillo publicado en [REV NEUROL 2005; 41: 137-40] bajo el título de "Frecuencia de signos y síntomas neuropsiquiátricos en pacientes con encefalitis viral".

El diagnóstico etiológico en la encefalitis viral es todavía difícil. Como causas más frecuentes están virus herpes, varicela, sarampión, paperas, rubéola, coriomeningitis linfocítica y adenovirus; sin embargo, es frecuente no identificar un virus específico.

Se define la encefalitis viral como un padecimiento de inicio súbito y curso progresivo en sujetos previamente sanos, con signos de alteración multifocal o difusa del Sistema Nervioso Central y evidencia de dos o más de los siguientes datos: cefalea, fiebre, alteración de la alerta, crisis convulsivas y signos de afección focal neurológica. Todos los pacientes presentaban un electroencefalograma anormal y/o un líquido cefalorraquídeo (LCR) de características inflamatorias.

Los signos y síntomas neuropsiquiátricos frecuentes en sujetos con encefalitis viral son la agitación psicomotora, la desorientación, la somnolencia, las alucinaciones visuales y la agresividad. La agitación es más frecuente que otras manifestaciones neurológicas y sistémicas clásicamente asociadas con procesos infecciosos del sistema nervioso, como la cefalea, la fiebre, el síndrome meníngeo y las crisis epilépticas. Desde la perspectiva clínica, esto sugiere que la presentación aguda de agitación psicomotora en un sujeto previamente sano obliga a considerar la posibilidad de una encefalitis viral. Se requieren, sin embargo, estudios comparativos con pacientes psiquiátricos para establecer si la agitación es realmente más frecuente como manifestación inicial en sujetos encefalíticos y, por lo tanto, si se trata de un dato que obliga a la realización de una punción lumbar.

Los síntomas psiquiátricos secundarios a encefalitis viral durante la fase aguda se manifiestan clínicamente como delirio; somnolencia y desorientación; también frecuencia elevada de alucinaciones visuales, alucinaciones auditivas e ideas delirantes. Finalmente, hay algunos casos de catatonia secundaria a encefalitis viral que puede relacionarse con la presencia de una actitud indiferente al medio externo y mutismo.

Cerca de la mitad de los pacientes tienen una recuperación funcional completa tras un año de evolución. Las secuelas neuropsiquiátricas son más frecuentes que las secuelas neurológicas, como la epilepsia y el déficit motor. Las alteraciones de la memoria y del lenguaje encontradas son congruentes con los hallazgos de deterioro cognitivo.

La presencia de una actitud indiferente a estímulos externos y risas sin condicionante externo durante la fase aguda parecen asociarse con el desarrollo de síntomas psicóticos tras un año de evolución. Las crisis epilépticas y el déficit motor en la fase aguda se asocian con el desarrollo o persistencia de dichas alteraciones neurológicas durante el control clínico.

Grupo NEUROREDES: Avenida 11 de Septiembre Nº 1881, Oficina 923. Providencia. Teléfono: 3769496.